Referentes Internacionales de Siniestralidad Laboral

“El costo final de las enfermedades profesionales es la vida humana. Esto empobrece a los trabajadores y a sus familias y puede debilitar a comunidades enteras cuando pierden a sus trabajadores más productivos”,  Guy Ryder. Director General de la OIT.

Cada año 2,02 millones de personas mueren debido a enfermedades relacionadas con el trabajo y 321.000 como consecuencia de accidentes laborales, es decir cada día mueren 6.300 personas a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo, mientras que se presentan 317 millones de accidentes laborales no mortales y 160 millones de personas sufren de enfermedades no mortales relacionadas con el trabajo. Lo que significa que cada 15 segundos, un trabajador muere a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo y Cada 15 segundos, 115 trabajadores tienen un accidente laboral. Los países en desarrollo pagan un precio especialmente alto en muertes y lesiones, pues un gran número de personas están empleadas en actividades peligrosas como la agricultura, la construcción, la pesca y la minería. La OIT estima que los accidentes y las enfermedades laborales causan la pérdida de 4% del producto interno bruto (PIB), es decir cerca de 2.8 billones (millones de millones) de dólares, en costos directos e indirectos de los accidentes y las enfermedades.

Cada año, seis millones de trabajadores sufren lesiones en el lugar de trabajo, lo cual resulta en un coste anual de más de US$125 mil millones para las empresas estadounidenses. OSHA

Cada año se producen 4,9 millones de accidentes con el resultado, en cada caso, de más de tres días de absentismo laboral. El costo de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales oscila en la mayoría de los países entre 2,6 % y 3,8 % del producto nacional bruto (PIB). Ese costo repercute en las empresas tanto como en las economías nacionales. OSHA Europea.
Por cada Euro invertido en Promoción de la Salud en el Lugar de Trabajo (PSLT) arroja un rendimiento de inversión de entre 2,5 y 4,8 Euros, gracias a la reducción de los costos del absentismo. OSHA Europea

El 'apoyar un estilo de vida sano beneficia a todos. Beneficia a los propios empleados y a sus empresarios, pero además al conjunto de la sociedad, reduciendo la carga sobre los sistemas de atención sanitaria. Jukka Takala, Director de la EU-OSHA.

El trabajo de la OMS en el campo de la salud en el trabajo se centra en apoyar el desarrollo e implementación de políticas de salud ocupacional y planes de acción por parte de los países con el fin de reforzar la vigilancia, estimar la carga que representa la salud ocupacional y desarrollar perfiles nacionales “básicos” en este campo. Por otra parte una red de Centros de Colaboración en Salud Ocupacional de la OMS informa sobre diversos factores de riesgo (químico, físico, ergonómico, psicosocial, biológico, accidentes). Finalmente, la OMS define una serie de servicios básicos en materia de seguridad ocupacional que deberían ser adoptados por todos los países en el marco de estrategias de prevención.

La OIT también ha citado nuevos datos que muestran que en el sector de la construcción, cada año se producen al menos 60.000 accidentes mortales – lo que equivale a una muerte cada diez minutos. Casi el 17 por ciento de todos los accidentes mortales en el trabajo se producen en ese sector, pero además los trabajadores de la construcción también deben hacer frente a otros riesgos para la salud, incluida la exposición a polvo cargado de amianto, sílice y productos químicos peligrosos. En consonancia con los convenios, las recomendaciones y orientaciones de la OIT, el informe destaca la necesidad de realizar una mejor planificación y coordinación para abordar las cuestiones de seguridad y salud en las obras de construcción, así como un mayor enfoque para reducir la mala salud y la enfermedad relacionadas con el trabajo. OIT 2005

La OIT también predice aumentos en el número de jóvenes (entre 15 y 24 años) y de personas de edad avanzada (60 años o más) que se incorporarán a la fuerza laboral en los próximos 15 años, y advierte que los trabajadores en estos dos grupos de edad suelen sufrir tasas superiores de accidentes de trabajo. El informe insta a que se elaboren programas de prevención de los accidentes y las enfermedades especialmente diseñados para los trabajadores de estos dos grupos de edad. OIT 2005

Archivos Adjuntos