La Rehabilitación del Trabajador

Metas de un programa de Rehabilitación

Reintegro laboral.
Cuando  las condiciones individuales sean excelentes o suficientes respecto al perfil de exigencias del puesto y las condiciones de trabajo no representen riesgo para el trabajador, éste podrá ser reintegrado a su mismo puesto de trabajo.
Reintegro laboral con modificaciones.
En aquellos casos en que las modificaciones requeridas no son de estructuras de diseño o cambios de procesos, sino que corresponden a reasignaciones de tareas, límites de tiempos, asignación de turnos u horarios específicos, etc. En los casos en los que se requieran modificaciones de diseño o procesos, previos al reintegro, se requiere la evaluación del puesto de trabajo y la ejecución de las adaptaciones del ambiente de trabajo.

Reubicación laboral temporal.
Para aquellos casos en los que se espera que los procesos adaptativos desarrollen las capacidades para el desempeño en el puesto asignado al trabajador,  éste no se encuentra incapacitado y puede asumir trabajos con requerimientos de desempeños menores, acordes con sus capacidades actuales. Una vez finalizado el tratamiento médico y las adaptaciones, se reintegra al trabajador a su puesto habitual.

Reubicación laboral definitiva.
En aquellos casos en los que las capacidades del individuo no concuerdan en forma definitiva con las exigencias del  trabajo que venía desempeñando, debe considerarse la opción de reubicar al trabajador en otro puesto de trabajo.

Reconversión de mano de obra.  
Esta se dará en aquellos casos en los que la capacidad funcional del individuo no le permite volver a ejercer la profesión u oficio para el cual estaba capacitado requiriendo un nuevo aprendizaje que le permita reincorporarse al medio laboral. Los aspectos que se deben tener en cuenta en este proceso son:
•    Tener como referente el historial ocupacional de individuo para orientar el proceso de capacitación para el trabajo.
•    Ofrecer procesos de reconversión en el mismo nivel de calificación ocupacional en que se encontraba el usuario antes de la contingencia (no calificado, semicalificado, calificado y altamente calificado).
•    Debe ser definido como una meta por parte del equipo de rehabilitación (incluyendo el usuario).
•    Todo proceso de formación para una reconversión debe ser certificado por una institución reconocida.
•    El proceso de reconversión no debe superar los seis meses de formación.

Orientación al desarrollo de una actividad laboral diferente al empleo (microempresa, empresa asociativa de trabajo, teletrabajo, entre otras), cuando el usuario por dificultades de la empresa donde se desempeñaba no puede ser reintegrado a esta y tampoco se cuenta con oportunidades laborales en otras empresas.

Orientación al desarrollo de una actividad no laboral de mantenimiento funcional y calidad de vida en los casos en que el usuario a raíz de su discapacidad no posee las capacidades suficientes para integrarse al mundo laboral.

Archivos Adjuntos